.

Cine en corto

Escrito por Juan Antonio Moreno
Cine en corto. Una aproximación a los últimos cortometrajes españoles, de Juan Antonio Moreno, Madrid, Tal Vez, 2009, 240 pp.

Este libro stá realizando con profundo respeto y admiración hacia este grupo de cineastas. Mi objetivo principal ha sido dar a conocer al público el mayor número de cortos para que se interese por estas películas, muchas de las cuáles son auténticas obras maestras.

En el libro repaso la historia del cortometraje nacional, desde los inicios hasta nuestros días, pero centro mi atención en el período 1996-2008. Elijo 1996 como punto de inflexión dado que, en ese año, Esposados de Juan Carlos Fresnadillo es nominado por la Academia de Hollywood al Premio Óscar. Desde entonces, nuestro cine en corto toma un nuevo impulso, se abren las fronteras para la participación en otros festivales internacionales y sobre todo, se mejoran los medios técnicos.

Analizo en profundidad 41 cortometrajes de esta etapa que representan las principales preocupaciones temáticas filmadas por nuestros jóvenes directores. Ellos lanzan su mirada sobre la soledad, la inmigración, la guerra, la muerte, los malos tratos, el destino, el mundo de los sueños, los sentimientos ocultos, el amor o el desamor que muestran claramente el nivel alcanzado por estos creadores. Es cierto que este colectivo vive un momento de cierto esplendor, ayudado sin duda por las recientes nominaciones de Nacho Vigalondo y Borja Cobeaga a los Premios Óscar de Hollywood e incluso por el Premio de la Academia de Cine de Europa a Eduardo Chapero-Jackson, pero tras esta brillantez se esconden algunas carencias que algunos colectivos del sector intentar paliar.

Cine en corto estudia y alaba las propuestas de la Coordinadora del Cortometraje Español. Destaca su idea de profesionalizar el sector, establecer relaciones con las instituciones para lograr mayor ayuda en la promoción. Además, entre sus pretensiones destaca un punto muy importante: incluir en la enseñanza pública el lenguaje audiovisual y, finalmente, volver a la obligatoriedad en la exhibición de cortos en las salas comerciales.

Considero que el nivel medio de los últimos trabajos en este metraje es más que aceptable. Los festivales son el espacio ideal de intercambio entre el emisor y el receptor: en esos foros, directores y público intercambian sus opiniones sobre las películas presentadas. El libro reflexiona también sobre el papel de los festivales especializados, así como la influencia de la red en la exhibición. También se analiza el papel de los otros medios de comunicación como periódicos, revistas , el Instituto Cervantes, las salas comerciales donde se pueden visionar cortos y blogs de cine, como espacios de encuentro para el conocimiento de este mundo.

Decía Roberto Rosellini que “el cine no debe demostrar nada, sino mostrar” y eso es lo que hacen estos directores, semilla de nuestro cine. El momento actual es muy destacado. A pesar de las sombras que se ciernen sobre la producción, auguro que la creatividad de este grupo irá en aumento, enriqueciendo la aportación cultural de un género con identidad propia que es CINE con mayúsculas.

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Ver política de cookies.