.

El cine-club Vida de Sevilla

Escrito por Manuel Alcalá
El cine-club Vida de Sevilla. 50 años de historia, de Rafael Utrera Macías (ed.), Sevilla, Fundación Cajasol, 2008.

No es frecuente que un cine-club cumpla medio siglo en plena vitalidad. Aún menos, si su historia ha discurrido entre los cambios políticos, culturales y técnicos de los 50 últimos años. Así ha pasado con el cine-club Vida de Sevilla. Fue presagiado en la década de los 40, cuando un grupo de universitarios sevillanos recogió la tradición teatral del antiguo plan de estudios de la Compañía de Jesús, creó la revista Vida y después la emisora de radio homónima. Esta, a falta de noticias, vetadas entonces por la censura, emitía un espacio, llamado también Vida de espectácu-los. La fecundidad de su divisa alumbró al final de la década de los cincuenta el cine-club también homónimo, cuyo jubileo acaba de celebrarse.

En estas cinco décadas con los altibajos lógicos de seis directores jesuitas, el cambio eclesial del Vaticano II y la posterior democracia, el Cine Club Vida fue un centro cultural de insólita libertad de expresión, formación y tertulia cinematográficas de amigos y compañeros, hoy tal vez una de las más veteranas de España. A la primera proyección, Picnic de Joshua Logan (1955), han seguido otras muchas lindando el millar, en diversos locales, distintas secciones y matices variados. Tales datos han sido recogidos por el profesor Rafael Utrera, cineclubista de la segunda etapa del Vida y hoy catedrático de la facultad de Comunicación en la Universidad de Sevilla. En publicación de gran formato se recorre el medio siglo de Cine club Vida con finura y exactitud académicas. Este libro fue presentado a unas 400 personas con gran éxito el 26 de mayo pasado en Caja Sol. Varios índices (películas, autores, presentadores) sitúan el texto que incluye evaluaciones y programas que servían de orientación a los espectadores.

Durante los últimos siete años, la singladura del Vida ha sido posible, gracias al generoso mecenazgo de la citada caja de ahorros, producto de la fusión entre las antiguas cajas El Monte y San Fernando. El ex – director de la Fundación Cultural El Monte, Manuel Del Valle, antiguo alcalde de Sevilla y entusiasta cine-clubista, hizo posible con su oferta, esta nueva etapa, dirigida por Manuel Alcalá que ya lo había sido en la segunda (1961-1968) y es ahora colaborador de la página web Cine para leer. El equipo actual de presentadores está formado por unas 25 personas. Muchas de ellas son profesionales de diversas ramas que pretenden responder al deseo popular de saber valorar el cine que se consume en la pequeña pantalla mientras disminuye en la grande. La reacción de un público muy heterogéneo, ha sido plural, dependiendo de la situación de cada espectador. Entre ellos se cuentan aficionados nostálgicos del cine clásico y de las “edades de oro” de Hollywood, Londres, Paris, Roma o Berlín, a jóvenes universitarios que espían las “nuevas olas” y movimientos de ultima hora. En el último curso, el de la celebración (desde octubre de 2006 a junio de 2007), se contabilizaron 10.100 asistentes en unas 40 proyecciones con asistencia media de 70 a los foros que coronan la proyección de películas de toda procedencia, aunque en general se presenten agrupadas en ciclos y géneros específicos, en obras maestras y homenajes a cineúrgos desaparecidos o muestras premiadas de festivales poco conocidos como el dedicado a las cinematografías africanas de Tarifa (Cádiz). El cine, pues, sigue vivo en el Cine Club Vida.

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Ver política de cookies.