.

OPERACIÓN HOLLYWOOD

Escrito por JLMM
Operación Hollywood. La censura del Pentágono de David L. Robb, Barcelona, Océano, 2006, 456 págs.

Cuando King Vidor realizó El gran desfile, en 1925, pudo utilizar varios miles de metros de documentales, rodados durante la Primera Guerra Mundial, que el ejército de los Estados Unidos puso a su disposición. El gran éxito que tuvo el film abrió, sin duda, el camino a futuras colaboraciones entre Hollywood y el Pentágono.

Estas se hicieron más estrechas a partir de Alas, la película que William Wellman rodó en 1927, donde la ayuda militar permitió rodar los espectaculares combates aéreos, lo cual contribuyó, en buena medida, a que el film consiguiera el Oscar a la mejor película.

Desde entonces la colaboración entre el ejército de los Estados Unidos y el cine norteamericano ha sido continua y estrecha, con momentos de gran sintonía, como la década de los 50, cuando se realizaron numerosos films sobre la Segunda Guerra Mundial y la guerra de Corea.

Pero esta colaboración que el Pentágono ha ofrecido a Hollywood no lo ha hecho sin pedir nada a cambio. Antes al contrario, el control que los militares han realizado sobre los films en los que intervenían ha sido exhaustivo y total, obligando a cambios en los diálogos, a supresión de personajes o a la creación de nuevas situaciones.

Todo ello aparece minuciosamente documentado en este interesante libro, en donde se analizan con gran detalle las relaciones entre militares y cineastas, las presiones de aquellos y las reacciones de estos, unas veces claudicando y otras luchando por conservar su independencia como creadores.

Para ello el autor, David L. Robb, un veterano periodista de Hollywood, ha revisado abundante documentación del Pentágono y se ha entrevistado con numerosos productores, directores y guionistas, para establecer como fueron las transacciones entre los estudios y las oficinas militares de enlace.

Todas las ingerencias del Pentágono se orientan a cambiar cualquier imagen negativa que el cine pueda dar del ejército de los Estados Unidos, a ejercer un revisionismo histórico acerca de hechos en los que estamentos y figuras militares no salen bien parados o a alterar la realidad de los hechos, para que figuren como reales hechos que nunca sucedieron. Todo, siempre, encaminado a que el cine ofrezca una imagen totalmente positiva del ejército norteamericano, idealizada y al margen de cualquier crítica.

Se trata, en definitiva, de un exhaustivo estudio de cómo han sido esas relaciones a lo largo de los años, con una abundante y completa documentación, de la que se ofrecen numerosos testimonios, que convierten a este libro en un estudio imprescindible sobre un aspecto muy poco conocido del cine norteamericano.

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Ver política de cookies.